Inyección


En este sistema se inyecta un polímero en estado fundido en un molde que al cerrar a presión, el material se solidifica, convirtiendo los polímeros en semicristalinos, obteniendo una pieza moldeada.
Este proceso permite la fabricación de una gran diversidad de artículos con altos niveles de producción.